Beneficios de los masajes tántricos

El masaje como terapéutica prepara nuestro cuerpo para el placer y la excitación, relaja los músculos, disipa tensiones, calma los nervios, serena nuestra mente. De esta manera olvidamos las preocupaciones, abandonándonos por un tiempo a las sensaciones placenteras que recorren nuestro cuerpo.

Las manos de la masajista no sólo trasmiten por medio del tacto y las caricias bienestar físico, sino que derraman sobre nuestra piel, ternura, cariño, cuidado y deseo.

En medio de este mar de sensaciones podemos aprender a relajarnos y sentir con todo nuestro ser, olvidando por un tiempo el tradicional protagonismo genital de los encuentros sexuales.


Inés Güell

Comentarios

Entradas populares